Cómo registrar un dominio de forma eficaz

Para empezar con buen pie en la creación de tu nueva página web es interesante que sepas ciertos consejos que te pueden ayudar a la hora de realizar uno de los pasos más importantes: la elección del dominio o, lo que es lo mismo, del nombre de nuestra página web. Si ya tienes una idea de la denominación que le querrás dar el primer paso es comprobar si el dominio está disponible o si ya está siendo usado por otro usuario. Por lo general, si ya pertenece a alguien, la empresa proveedora del dominio te dará a elegir otras alternativas similares a la que estás buscando.

Lo segundo que tendremos que hacer es elegir la extensión de nuestro dominio, es decir, cómo queremos que sea la terminación de nuestra página web. Las extensiones de dominio más conocidas son: “.com”, “.org”, “.net”, “.info”, “.biz” o la correspondiente a nuestro país de residencia: “.es”, “.us”, “.uk”, “.fr”… La elección de unas u otras supone un coste distinto, siendo por lo general más caras las extensiones de dominio que son genéricos de primer nivel, es decir “.com”, “.info”, etc.

Debes elegir la que más te interese ya que si por ejemplo escoges la extensión .es, tu web estará mejor posicionada dentro del territorio español que si utilizas “.com”. También es conveniente que conozcas la normativa si escoges la extensión de dominio “.es”, ya que existen algunos nombres que están prohibidos o son reservados a ciertas entidades.

Debemos tener en cuenta que nuestro dominio debe de ser fácil de recordar por aquellos que visiten la página o se vean interesados en hacerlo. Del mismo modo, también es conveniente que sea fácil de pronunciar ya que si queremos que nuestra web se dé a conocer por el boca a boca es fundamental que al oído se entienda a la perfección. En cuanto a la extensión, como normal general se recomienda que cuanto más corto sea mejor, sin embargo la gran existencia de dominios provoca que la gran mayoría de dominios cortos ya estén registrados.

Asimismo, también es recomendable que se establezca como dominio el nombre de la empresa o bien el del producto estrella, para que así aquellos usuarios que busquen productos de las mismas características que los de tu empresa puedan dar con tu página web.

Se recomienda registrar dominios pagando a través de una empresa proveedora de dominios, para obtener dominios de calidad a precios asequibles. Además, dichas empresas también ofrecen otras herramientas como por ejemplo servicios de diseño de páginas web, posicionamiento en buscadores, etc. que podrían ser de gran interés para hacer más fácil la creación y expansión de la nueva página web una vez que ya esté creada.